Como ser periodista y no morir en el intento (1ª Parte)

Carmen C.S.
Cuando era pequeña mi padre me decía “estudia, estudia, estudia o  sino acabarás fregando escaleras”. “Hay que ir a la Universidad y cursar una carrera con salida, para llegar a ser alguien y vivir bien”. Hoy que han pasado ya unos cuantos años desde aquel momento en el que uno se cree todo lo que le dicen sus padres, me debato entre la sensación de reírme a carcajadas por aquellos sabios consejos de vida o  maldecir todo lo que se me ponga por delante. No sé cuál será la reacción más constructiva, no obstante, limitémonos a analizar el proceso y la situación.

Imagínense, uno decide estudiar una carrera con “salida”, (aunque luego llegue a la conclusión de que las únicas salidas que ha visto han sido sus compañeras o compañeros de facultad) una carrera de la rama de ciencias de la información, por ejemplo.  Pero… ¿y que hay después? ¡El abismo! A poco que uno se adentre en el mercado de carne laboral, la frase “nos han vendido la moto” comienza a resonar en nuestras cabezas con una intensidad nunca antes sospechada. A ella le puede empezar a acompañar también la sensación de que “no han servido de nada tantos años formándose e interiorizando conceptos y madurez”. Parece muy pesimista todo lo que aquí se está contando, pero nada más lejos de la realidad. Otra conclusión a la que se llega analizando todo esto es que en muchas ocasiones dentro del mercado periodístico no interesan los profesionales reflexivos, críticos y analíticos, pues las empresas y medios en general, lo único que buscan son  personas que sirvan como meros portavoces o intermediarios desinformativos, que no perjudiquen el status quo, ni los intereses creados  y dirigistas. Dentro de este marco es difícil llevar a cabo unos principios periodísticos acordes con un código deontológico,  todo eso queda relegado a los libros y a las facultades, como el que estudia en la autoescuela y cuando obtiene la licencia de conducir se salta todos los stop  y va conduciendo borracho a 120 km por la ciudad.

El pasado 14 de febrero fue convocada en Madrid una manifestación organizada por la asociación de periodistas de esta ciudad. ¿El motivo? Algunos ya lo supondrán, las vergonzosas condiciones de trabajo que imperar en el sector, amén de los ERE llevados a cabo indiscriminadamente en numerosos grupos mediáticos. Desde revistas editadas dentro de los círculos periodísticos se emprenden reflexiones que intentan analizar esta coyuntura que no es casual, pues  lleva perpetuándose desde tiempos atrás. Durante los aproximadamente 16 años de bonanza económica, que figuran en nuestra historia reciente, los profesionales de la información no han experimentado, ni se han beneficiado de la abundancia que supuestamente planeaba sobre todos. No había pues excusa para extenuantes jornadas laborales, para contratos precarios y temporales y mucho menos para sueldos equiparables a los que perciben  cajeras de supermercado (con todo mi respeto para este colectivo de trabajadores).

Y ahora bajo el paraguas de la “crisis” los primeros que también reciben los embistes son de nuevo aquellos profesionales que no disfrutaron de los rayos de sol que relucían hasta hace a penas dos años. Cuando uno ha dedicado mucho tiempo y sacrificio a desarrollarse culturalmente, a aprender a leer entre líneas, a prepararse lo mejor posible  para  aportar al compendio de la sociedad, lo último que espera son continuas patadas en culo. Durante los años en que el capitalismo ha dado a conocer su mejor cara hemos presenciado atónitos como profesionales de sectores como la construcción o las áreas allegadas podían embolsarse mensualmente sueldos cercanos a los 3.000 euros, desempeñando tareas que, desde aquí no vamos a entrar a calificar como mejores ni peores, pero que en la mayoría no requieren de una considerable formación académica. Por el contrario, cientos de miles de diplomados, licenciados y demás titulados, se enfrentan a una infravaloración sistemática de su trayectoria de esfuerzo, no solo material sino también moral.

Por tanto, ¿qué es lo que no funciona?, ¿en qué nos hemos equivocado? Nos ocupará otro rato tratar sobre ello, así que os invito a participar en la próxima entrega.

 

Comentarios
Añadir nuevo
Periodista en paro   |2009-02-19 22:25:13
Muy bueno Carmen. Hace 11 años que acabé la carrera y sólo he encontrado
mierda, prácticas y peloteo. Y ya el trato a las mujeres es denigrante por
parte de los jefazos Si no pones el culo no te comes una rosca. Espero con ganas
la segunda parte.
Mari Trini Giner  - Periodisteando   |2009-02-19 23:15:57
La verdad, es una pena que esto sea así, pero la realidad no la puedes definir
mejor. Me siento identificada en todo lo que dices, aunque no hecho más que
empezar y cada día me gusta menos cómo tratan a los periodistas, en todos los
sentidos, aún así, sigo, aunque cada día me pregunto si es realmente eso lo
que busco y quiero para un futuro.

Lo que no funciona está claro, es
el sistema al completo, el modo de trato desde el jefazo hasta el último
becario. Si llegara un día en el que todos nos uniéramos quizás los medios
cambiarían de opinión.

Además aunque hay quien valora mucho el trabajo
periodístico, también son muchos los que consideran a los periodistas
auténticos "manipuladores" y estoy de acuerdo, pero la culpa es de los
medios que los obligan, porque sino, a otro día, están en la calle y en este
mundo, además de hacer lo que nos encanta, tenemos que sobrevivir y luego,
vivir ...
adolfo  - penando   |2009-02-20 12:43:31
yo soy cámara y trabajo con periodistas, estoy de acuerdo con lo que cuentas,
cualquiera que trabaje en los medios se puede ver identificado, mari trini tiene
razon hay que unir las fuerzas para erradicar esto
JUAN ANTONIO vd   |2009-02-20 13:10:00
lo que cuenta este artículo lo he vivido y vivo en mi familia. yo soy biólogo
y tengo ya 30 tacos y no he conseguido nunca currar de lo mio. Mi hermano es 3
años mas pequeño que yo y siempre ha pasao de estudiar. Mientras yo me pasaba
las tardes, los días y los años dando el callo, él estaba de parranda con los
colegas disfrutando. Después se dio cuenta que tenía que buscarse la vida e
hizo la opo para guardia civil y ahora está en currando y ganando un sueldo de
1600 pavos mínimo con un buen coche y posibilidades de comprarse una casa. Yo
no he ganao ni de lejos un sueldo como ese siendo un licenciado superior con el
cuádruple de cultura que él. ASÍ ESTÁN LAS COSAS!
kk2016  - los media mierda vendida   |2009-02-20 13:40:02
ser periodista es una utopia y completamente defenestrado por los grandes
emporios económicos que utilizan a los periodistas para manipular la
información así al pueblo, solo os queda una cosa a los periodista REVOLUCIÓN
y al que periodista vendido ni agua.
la sinrazon  - o te mueves o caducas   |2009-02-20 15:08:10
como estamos observando en estos tiempos, todo cambia,¡ y a que velocidad!, hoy
esos periodistas que se ven obligados a malinformar,en ocasiones,llegará un
momento en el que no sea asi,y no tengan que vivir como cuenta la chica
periodista.
mejor formar parte de la solución que del problema,uno vive mejor.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI