ISRAEL ¿CÓMO ES POSIBLE?

Luis A. Hernández Queizán
Las esperanzas puestas en Obama, por el pueblo americano y por parte de la opinión mundial, quedarán en saco roto en Oriente Próximo, si como tantas otras veces son las elites israelíes y estadounidenses (incluido el todopoderoso lobby israelí judío-estadounidense que tiene articulaciones tanto en Defensa como en el Complejo Industrial Norteamericano) las que controlan el proceso, y si como dice Marx la existencia social determina la conciencia estas élites, no tendrán ningún interés en rectificar.

                                ….”el día en que las naciones forjarán de sus espadas rejas de
                       arado, y de sus lanzas azadones; no desenvainará la espada un pueblo
                       contra otro, ni se adiestrarán más en el arte de la guerra” (Isaias,2).

No parece que estén cerca las profecías de Isaias si, como denuncia Amnistía Internacional, desde 2002 Israel recibió 21.000 millones de dólares en armas y ayuda militar de EE.UU y según su director para Oriente Próximo, Malcolm Smart, “gran parte de la ofensiva militar de Israel en Gaza se llevó a cabo con armas, municiones y equipos militares proporcionados por EE.UU y financiados por los contribuyentes norteamericanos”.

No parece tampoco que esté cerca la promesa del “fín de los días” del profeta, si EE.UU e Israel siguen bloqueando, como lo están haciendo desde hace más de 30 años, una solución justa del conflicto. Una solución como la que le recordaba el rey Abdullah de Arabia Saudita este Enero a Israel y que fue propuesta en 2002 en Beirut y aceptada por todos los estados miembros de la Liga Árabe, es decir: Un Estado Palestino independiente, con Jerusalén Este como capital, una solución para los refugiados palestinos y la retirada de Israel de todos los territorios ocupados en “la guerra de los seis días” a cambio de la normalización de las relaciones con todos los países árabes.

No parece, en fin, que estén cerca las profecías de Isaías, si el hombre que ha de dirigir el proceso de paz por parte de Israel es el encargado de formar gobierno por Shimon Peres, el derechista y presidente del Likud Benjamín Netanyahu. Primer ministro en 1996, Netanyahu tuvo que dejar el poder en 1999 acusado de fraude, soborno, abuso de confianza y obstrucción a la justicia y que con perlas, como que “ el Likud se está convirtiendo en un partido pacifista y de izquierdas” cuando el líder era Ariel Sharón, no podemos esperar nada bueno.

Después de la ofensiva en Gaza el pasado Enero que ha sido de una brutalidad extrema, ¿seguirá el Estado de Israel tras 60 años de colonización, oprimiendo, expoliando, torturando al pueblo palestino, seguirá destruyendo sus casas, sus escuelas, seguirá explotando sus recursos naturales, sus recursos hídricos? ¿Seguirá expulsándolos de su tierra?

Las esperanzas puestas en Obama, por el pueblo americano y por parte de la opinión mundial, quedarán en saco roto en Oriente Próximo, si como tantas otras veces son las elites israelíes y estadounidenses (incluido el todopoderoso lobby israelí judío-estadounidense que tiene articulaciones tanto en Defensa como en el Complejo Industrial Norteamericano) las que controlan el proceso, y si como dice Marx la existencia social determina la conciencia estas élites no tendrán ningún interés en rectificar. Es la presión mundial unida a la gloriosa resistencia del pueblo palestino (y a otros actores orientales del conflicto) la que podrá conseguir que la Administración Obama presione a su vez a la israelí. Presión mundial que se librará sobre todo en la batalla mediática, donde Israel no quiere perder ni un solo palmo de terreno, como se ha demostrado aquí recientemente con el bochornoso paseo del embajador israelí por “todas” las televisiones nacionales, o con llamar antisemita como cortina de humo de todo aquel que critica al Estado de Israel, o en fin, la vergonzosa utilización del Holocausto para ocultar el Apartheid palestino.

Sólo la visualización clara, a nivel de la opinión pública mundial, de la verdadera opresión que sufre el pueblo palestino por el estado de Israel (como ocurrió en los últimos años del Apartheid sudafricano); Y a la que han contribuido poderosamente hombres como el ya fallecido Edward W. Said, José Saramago, James Petras o Noam Chomsky, entre otros;  hará que a su vez se pueda presionar a los actores occidentales del conflicto para que éste pueda tener visos de solución.

 

Ver estremecedor vídeo de Alberto Arce

Comentarios
Añadir nuevo
Renovador  - Lo mismo que IU Caceres   |2009-02-26 21:31:35
Sin duda le pasa lo mismo que a la cúpula mandataria de IU Caceres, nunca
rectificarán aunque se queden solos
Documental   |2009-02-26 22:55:56
El documental es demoledor. Tenéis que verlo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI