Las petroleras abandonan la búsqueda de crudo

Jad Mouawad

Desde las llanuras de Dakota del Norte hasta las profundas aguas de Brasil, docenas de importantes proyectos petrolíferos y de gas se han suspendido o se han cancelado en las últimas semanas debido a que las compañías están esforzándose por ajustarse al desplome de los mercados energéticos.


 Los mercados del petróleo han registrado sus máximos de todos los tiempos y las caídas más bruscas durante este año, todo ello en unos pocos meses. Ahora, con una recesión global entre manos y el consumo de productos petrolíferos cayendo, la extrema volatilidad del mercado está haciendo más difícil que los ejecutivos de las compañías energéticas puedan hacer planes de futuro. Como consecuencia, el gasto en exploración, que había alcanzado un máximo este año, se está recortando.

 Pero esta vez los cambios se están produciendo a una velocidad récord. En junio, algunos especialistas estuvieron pronosticando un precio del crudo a unos 200 dólares el barril y las compañías escudriñaron la tierra a la busca de nuevos lugares donde perforar.

Ahora, nadie sabe hasta dónde pueden caer. “Es un ciclo clásico pero muy impactante” comentó Daniel Yergin, presidente de Cambridge Energy Research Associates y autor de The Prize, una historia del negocio del petróleo. “Los precios han bajado tanto y tan rápido que ha provocado una convulsión en el sistema de suministro.”
 
Menos exploración


La lista de proyectos que se han aplazado crece cada semana que pasa. Se están cerrando pozos por todo Estados Unidos; se ha pospuesto la construcción de refinerías en Arabia Saudí, Kuwait e India; y se están reconsiderando planes para perforar en África.

 La inversión en fuentes de energías alternativas como biocombustibles, que habían prosperado en los últimos años, podría cortarse si los precios siguen bajos en los próximos años, en opinión de los analistas. Los bancos se muestran reacios a conceder préstamos, especialmente a proyectos de energías renovables que podrían resultar poco provechosos ahora.

 Estos aplazamientos podrían frenar futuros suministros de combustible a nivel mundial en una cantidad equivalente a los cuatro millones de barriles diarios en los próximos cinco años, según Peter Jackson, analista de energía de Cambridge Energy Research Associates. Esto supone el 5% del suministro actual de crudo.

 Una razón por la que los proyectos se están cancelando tan rápidamente es que los costes de todo el sector, que habían aumentado en los últimos años, todavía son elevados a pesar de la bajada de los precios del crudo. Muchas compañías están esperando a que esos costes bajen antes de decidir si siguen adelante con nuevos proyectos.

 En el actual entorno de incertidumbre, es inevitable que se produzca una deceleración del gasto, en opinión de directivos de compañías energéticas que están elaborando sus presupuestos para el próximo año. El pasado año, el gasto en exploración y producción supuso un total de 329.000 millones de dólares, según PFC Energy, una firma asesora. Es seguro que esa cifra caerá este año.

Desaceleración

“En estos momentos estamos en recesión”, dijo Marvin E. Odum, vicepresidente para exploración y producción de Royal Dutch Shell para América. Sin embargo, una vez que la economía repunte, comentó, “el desafío energético volverá a estar ahí más fuerte”.

 El crecimiento de la demanda de crudo ha disminuido en todo el mundo industrial. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) proyecta que la demanda en todo el mundo caerá realmente este año por primera vez desde 1983. Hay en estos momentos tanto excedente de crudo inundando el mundo que algunas compañías, incluida Shell, están utilizando petroleros para almacenamiento.
 
Precios bajos

Los precios del crudo han bajado más de 100 dólares el barril desde julio, volviendo a niveles que se habían visto por última vez hace cuatro años. Rondan ahora los 44 dólares el barril y podría caer por debajo de los 30 dólares el barril, según Merrill Lynch y otros analistas, si la economía china se ralentiza drásticamente el próximo año, lo que cada vez es más probable.

 Diferentes compañías tienen distintos umbrales de precio para seguir adelante con proyectos de perforación. Sin embargo, en toda la industria, una caída de precios de esta magnitud tiene “un efecto depresivo”, según Odum de Shell. “La mayor incertidumbre es cuánto va a durar este entorno.”

 Los recortes más importantes hasta este momento se han producido en proyectos con yacimientos de petróleo pesado en Canadá, donde se concentran algunas de las construcciones con los costes más elevados del mundo. Algunos productores necesitan que los precios del petróleo estén por encima de los 90 dólares el barril para que sean rentables.
 StatoilHydro, una gran compañía noruega, recientemente se retiró de un proyecto de 12.000 millones de dólares en Canadá debido a la caída de los precios. De igual modo, Shell, Nexen y Petro-Canada han cancelado o pospuesto nuevas operaciones en la provincia de Alberta en las últimas semanas.

 El reino saudí, que en los últimos años ha invertido miles de millones de dólares para incrementar la producción, anunció recientemente que dos nuevas refinerías, con ConocoPhillips y Total, iban a ser congeladas. En la vecina Kuwait, el gobierno ha archivado recientemente un proyecto de 15.000 millones de dólares para construir la cuarta refinería del país, debido a inquietudes en torno a la ralentización del crecimiento de la demanda.

La lista continúa: PetroSA en Suráfrica, la anglo rusa TNK-BP, la americana Callon...

Primero fue la compañía petrolífera nacional de Suráfrica, PetroSA, que desechó planes para construir una planta para transformar el carbón en combustible líquido.

Luego el gigante británico-ruso TNK-BP, que recortó su presupuesto de inversiones en activos fijos para 2009 en 1.000 millones de dólares, un 25% menos que este año. Más tarde fue Callon Petroleum (EEUU) quien suspendió un importante proyecto en aguas profundas en el Golfo de México, llamado Entrada, pocas semanas antes de completarlo a causa de lo que se describió como un “importante deterioro de la economía del proyecto.”

 La consecuencia de esto es la disminución de producción en EEUU, que sumados a los recortes de la OPEP, “será el catalizador necesario para que se recuperen los precios del crudo”, dijo en una reunión celebrada este mes Neil McMahon, analista de Bernstein Research.

 Sin embargo, los analistas advierten de que el mundo no puede prolongar mucho la disminución de la inversión en exploración y suministro. Habrá que invertir 12.000 millones de dólares para aumentar las reservas de petróleo y gas, según la AIE.

http://www.gaceta.es/21-12-2008+petroleras_abandonan_busqueda_crudo,noticia_1img,36,36,42162

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI