Entrevista con Libre Producciones, más de 20 años al servicio de la libertad audiovisual en Extremadura

EP
El disponer de una ventana para difundir los trabajos siempre nos pareció la meca para una Comunidad como la nuestra, anclada en la voz ajena y muy motivada hacia la televisión propia. Ahora bien, nuestros peores temores acerca del cariz de este medio público se han revelado extraordinariamente ingenuos, al enfrentarlos con la cruda realidad. El CEXMA es ya el típico aparato al servicio de la clase política, un cortijo en manos de personas sectarias y ambiciosas, de una sordidez y sumisión al poder infecciosas.



Respuestas de José Camello Manzano, co-fundador junto a Fernando Moreiro, de Libre Producciones

*EP ¿Qué es, qué fue y qué será Libre producciones?

Libre Producciones siempre será lo mismo: una productora independiente que nació en Extremadura allá por 1988, y de hecho la única que continúa en activo con las mismas personas al cargo. Todo lo que se ha emprendido en nuestro sector en Extremadura ha tenido una primera vez, y salvo excepciones, ahí estábamos nosotros. Tenemos la impresión de que, mientras tengamos salud, seremos eternos.

*EP ¿Cómo estáis aguantando la crisis?

La palabra crisis tratándose de una empresa como la nuestra, y en el contexto en que nos hemos movido, siendo competitivos pero renunciando a abandonar Extremadura para conseguirlo, es una redundancia. Lo nuestro, como nos gusta decir, ha sido siempre “una travesía por el desierto”, con algunos logros en la siembra de la que, por cierto, se han aprovechado otros a la hora de la recolección. Afortunadamente, somos gente austera y, a nivel personal, gastamos como un mechero, lo que puede haber contribuido a la continuidad de la productora sin excesivos sobresaltos. Lamentablemente, no pudimos mantener el nivel de empleo de los mejores días por causas ajenas a nuestra voluntad, pero quien ha trabajado con nosotros, al menos, y en general, nos trata como compañeros y amigos.

En la reciente época -anterior a la crisis-, y en nuestro sector, extraordinariamente precarizado en lo laboral, y sin escrúpulos en lo empresarial, muchos propietarios e inversores se habían forrado el riñón. Ahora el bajón quien lo paga son los autónomos, el freelance, y el personal que trabaja en la empresa privada. Nada nuevo bajo el sol, pues. Nosotros ahora, afortunadamente, tenemos trabajo que nos garantiza la supervivencia un tiempo más. Nuevos y antiguos clientes confían en nuestro trabajo y además, nunca dejamos de avanzar en proyectos.

*EP Contadnos algo sobre los premios recibidos. ¿Qué ha significado recibir un premio de Derechos Humanos? ¿Por qué os han dado este premio?

Hay premios y premios. Particularmente, aborrezco que se asocie este trabajo con la recolecta de premios, porque en su mayoría son prebendas y componendas ¿Cómo se hace para comparar una comedia con un drama? ¿un documental de mil millones con otro de dos? ¿quién premia los trabajos incómodos para los políticos de turno, que mantienen el circo de los festivales?  Nosotros conseguimos los nuestros, modestos, y casi siempre por sorpresa, salvo alguno que otro, que nadie es perfecto. Recuerdo que en el FICMA de Barcelona, hace más de 15 años, me tuvieron que engañar para que no tomara un avión el día antes de la entrega de premios, porque me hubiera venido sin él... Otros, como el que ganó “El lince con botas” al mejor programa extremeño se usó como arma política: a los mismos que votaron por él como imprescindible les parecemos peligrosos un par de años después, por hacer lo mismo... Pero siempre agradecemos tanto los premios como la mera selección de un programa en un Festival, conservamos cierta ilusión por ello.

El Premio de ADHEX, como los dos que nos ha otorgado ADENEX, nos sentaron especialmente bien, sobre todo porque eran a la trayectoria. Así, lo de la entrega del Premio Libertad en la Asamblea fue muy divertido, con todo un Presidente de la Junta replicando a la defensiva el discurso de uno de los galardonados, en este caso nosotros. Su argumento fue demoledor: se congratulaba de que pudiéramos hablar en ese marco ¡y no nos pasara nada por ello! Le traicionó el subsconciente: su frase probaba la inmutabilidad del despotismo, pero nada, él a lo suyo. Le parecería poco lo que nos ha pasado por hablar. Peor nos fue con el consejero Quintana, que en la entrega de premios de Adenex –también por “El lince con botas”- saludó al resto de premiados pasando olímpicamente de nosotros. Todo un gesto. A su altura, pero muy por debajo de la institución a la que representaba.

Sin embargo, nuestro agradecimiento a quienes nos premiaron no caducará: prueba a su vez que hay personal dispuesto a jugársela por mantener su criterio.

*EP ¿Qué significó la llegada de Canal Extremadura para el sector audiovisual extremeño?

El disponer de una ventana para difundir los trabajos siempre nos pareció la meca para una Comunidad como la nuestra, anclada en la voz ajena y muy motivada hacia la televisión propia. Ahora bien, nuestros peores temores acerca del cariz de este medio público se han revelado extraordinariamente ingenuos, al enfrentarlos con la cruda realidad. El CEXMA es ya el típico aparato al servicio de la clase política, un cortijo en manos de personas sectarias y ambiciosas, de una sordidez y sumisión al poder infecciosas.

El gran problema de esta tierra es que no se tolera la opinión de terceros, aporte lo que aporte, si no coincide con la de quien ostenta la responsabilidad de la gestión, por incompetente que éste sea. A eso hay que añadir la formación de cada uno, que a menudo la mínima parece una exigencia para optar a determinados cargos. De esta manera, sólo a los empleados públicos y a su tupida red de empresas afines puede haber beneficiado la presencia de una televisión pública que es alérgica al conocimiento, la experiencia y el criterio.

En un futuro, veremos a ver, pero la oportunidad de hacer algo digno, con identidad propia, sin los tics del resto de medios, e incluso brillante, se ha ido ya por el sumidero. Era una oportunidad única y los extremeños, o no se han sentido reflejados en ese modelo, o se muestran indiferentes, o no se atreven a valorarlo sin cobrar por ello. Y eso me parece un drama. Mira el caso de ”El lince con botas”. Todavía hay mucha gente que nos dice, y es un tópico para nosotros, que es lo único destacable de la tele, ¡y hace dos años que lo quitaron! Han intentado por todos los medios ocupar su lugar con formatos semejantes, pero siempre pinchan en hueso: sencillamente, la diferencia estriba en que tienen una enfermiza necesidad de “dirigir” la mirada del espectador, y burlarse de su inteligencia, con ese plomizo aire institucional, política y técnicamente correcto, que tiene todo. Nosotros procurábamos –otra cosa es conseguirlo- hacer lo contrario, acomodar un cierto lirismo en la naturalidad, una vaga idea de improvisación. Unas veces salía y otras no. Pero ellos le piden peras a los olmos.

A nivel trabajo, qué os voy a contar que haya proporcionado el medio público: ni ha aumentado la cartera publicitaria, ni la producción en general, ni la industria auxiliar, y los jóvenes talentos siguen emigrando. La Universidad es un cero a la izquierda para la televisión, cuando se las prometían tan felices. Por lo demás, es impresentable que tres años después no haya informativos de mediodía o que su endeudamiento está ya a la altura de su falta de transparencia. En fin, estarán contentos con ella quienes quieran estarlo, y punto. Otra cosa es su utilidad pública y su repercusión social. Y ese balance salta a la vista.

*EP ¿Qué es APECA?

La pequeña patronal del sector audiovisual en Extremadura. Durante un tiempo, cuando pertenecimos a ella, era como un club selecto, sin influencia alguna. Ahora es menos selecto –ya no estamos nosotros, por ejemplo, je,je...- y carece también de influencia: está en manos de Francisco Espada, dueño de Tragaluz y Trovideo, cordón umbilical de las empresas afines a la Junta con el CEXMA y la Presidencia. Nadie se atreve a moverse en su seno por si, como decía Guerra, no sale en la foto. La práctica totalidad de su junta directiva medra en la televisión pública. Otros, esperan su oportunidad sufriendo en silencio. Sin embargo, su receta es la de no significarse: no hay convenio con el Ente Público; no dijeron ni pío ante el contrato de colaboración entre TVE y CEXMA para producir, lo que repercute en los intereses materiales del sector; no hay representación en el Consejo Asesor, supuestamente por cuestiones de incompatibilidad, pero sí se acomodó a las asociaciones de la prensa y a las organizaciones empresariales; no se demanda una ley propia del Audiovisual; no hay pretensión de acuerdo en el volumen de producción ajena con CEXMA –aunque sería difícil de superar el porcentaje actual, claro, de más del 90% de subcontratos-; no se han planteado líneas de financiación o compra de producción –si bien Espada negocia por su cuenta para sus propias productoras-, ni hay noticias sobre la Ciudad de la Imagen prometida por Pallero, ni sobre líneas de ayuda desde Industria a un sector supuestamente estratégico. Apeca es el paradigma del control desde la Junta de un sector aliado.

Curiosamente, durante meses fui yo mismo presidente de Apeca. Coincidió con la negociación con los grupos políticos de la ley de CEXMA. Aún más curiosamente, la redacción de algunos de sus principios de programación, así como el hecho de que, en la Ley, entre su propia justificaciones figure el apoyo al sector audiovisual extremeño, salieron de la pluma de un servidor. Si lo sé no vengo, pienso ahora. En APECA, la actitud profesional e independiente de Libre Producciones no tenía el menor apoyo, éramos residuales.

*EP  Hemos tenido la noticia de que han censurado el blog de la productora La Verdad del Pajarito. Contadnos cómo ha sido. ¿Creéis que hay una campaña de acoso y derribo contra todo lo que huela a libertad en esta tierra?

Bueno, en principio no es el blog de la productora, es mi diario personal en el que cuento, también, cosas de mi trabajo. Y más que censura se trata de una “advertencia de contenido de dudosa reputación que la gente de Google aplica ceremoniosamente ante la “queja” de algunos “lectores”. Francamente, me ha parecido patético que los acosadores –que los hay- de la libertad de expresión en esta tierra utilicen cualquier cosa que está en su mano –especialmente las fáciles- para intentar corregirte. Entraron en tropel al capote en cuanto vislumbraron la posibilidad de inflingir un “correctivo”. Personalmente, me resultaría humillante ese comportamiento. En cuanto a la campaña, me considero un argumento de la existencia de una paranoia institucional, que no es ni mucho menos tímida. Aunque yo no hablaría de campaña, sino de estrategia grosera.  Allá ellos. Me dan lástima.

*EP ¿Qué os parece la campaña Marca Extremadura?

En sí, supongo que os referís a la propia empresa Sociedad de la Imagen de Extremadura y a su “agitación” propagandística. Nos parece el típico cajón de sastre imitativo, irreflexivo en sus contenidos, derrochador en su gestión  y transparente en su formulación: sacudir el clásico complejo de inferioridad de sus promotores, los extremeños con esa carga de conciencia del pobre de espíritu. En fin, “Marca...” morirá como nació. No se puede sostener la venta de una identidad que no tiene nada que ver con la realidad, y menos haciéndolo sin imaginación y a través de gente ajena a nuestro temperamento. Personal melifluo y superficial, e indiferente al contexto. La historia de siempre: aquí, como en otras latitudes, se valora el complacer al político de turno y sacarle adelante su “tren eléctrico”, su capricho, empezando siempre la casa por el tejado. Con la diferencia de que los extremeños siempre hemos sido valiosos pero humildes, no frívolos y pijos hasta esos extremos de descortesía con las generaciones previas. Y los creadores de aquí necesitan apoyo y crédito, no fotos en papel maché ni referencias emocionales e intelectuales groseras, como esos personajes en el metro reflejando satisfacción ¡por ser capaces de alcanzar notoriedad en su oficio, al parecer pese a ser, y subrayo esta palabra, “a pesar de” ser extremeños! Me resulta ofensivo. Y revelador de ese complejo, en una comunidad que ha alimentado al país durante décadas, que le ha servido de mano de obra en defensa propia, que ya hace quinientos años albergaba los mayores talentos artísticos e intelectuales de la corona y que, además, ha sufrido la mayor represión, junto a Andalucía y Asturias, que pueda imaginarse por su instinto rebelde. Pese a que se vende lo contrario.

En cuanto a las campañas en sí, son una tomadura de pelo. El coste de las producciones está sobreelevado hasta lo risible. Su presupuesto es de juzgado de guardia. Y la creatividad dista de ser original. Es más, es manifiestamente vulgar. El concepto inicial, fusilado de la corriente “slow”, ha dado paso a la propaganda política, sin más. Y el señor Arce empaquetará la moto cuando le plazca, o se le acaben los millones a Pallero, y la pesadilla habrá terminado para dar paso a la siguiente.

*EP ¿Qué es la Agencia Freak?

En principio, una imaginativa distribuidora de cortometrajes on-line nacida de la mano del hijo del ex-consejero de Educación, Ciencia y Tecnología de la Junta, iluminado inspirador de la “sociedad de la información” extremeña y actual regidor de la Fundación para la Ciencia y Tecnología extremeña. En la actualidad, Freak es una muy prestigiosa compañía dirigida por sus mismos creadores, dos jóvenes tan emprendedores como aparentemente cándidos. Saben muy bien elegir con quien aliarse y desde dónde promocionarse, lo cual nunca es fácil...sin apoyo.  Su camino, en mi opinión, ha sido convenientemente allanado desde los círculos del poder, como bien saben, obviamente, ellos mismos. La condición de olvidadizo de su dueño no me sorprende. Son parte ya de la gran familia del cine español, con lo que ello representa de glamour, y de falsedad. A mi ahora me recuerdan a algunas personajes de  las canciones de Siniestro Total.

*EP ¿Cómo ve Libre Producciones los últimos 27 años de gobierno socialista?

Libre Producciones es una empresa, así que no tiene más opinión que la personal de sus responsables. En este caso, sólo asumo la mía. Esta confusión nos ha costado más de un disgusto: tanto el propio presidente de la Junta como su vicepresidenta portavoz llegaron a decirnos que mi opinión escrita era una razón a tener en cuenta para justificar el veto, vigente a fecha de hoy, de CEXMA contra todos los trabajos de la productora. Sin comentarios, pues.

Respecto a mi propia opinión, creo que la principal evidencia es que no se ha transformado en absoluto, en un cuarto de siglo, la estructura social extremeña, sino que el régimen instaurado a partir del 83 se ha significado por su voluntad decorativista: se ha limitado a cambiar el escaparate, colocando nuevos ropajes sobre los mismos maniquíes. Y cuando estos se han ido deteriorando, han colocado otros, surgidos de una base social de oportunistas sin escrúpulos, y con graves lagunas formativas. De la esperanza inicial se ha pasado a una impunidad absoluta, a un régimen endogámico, mediante una estrategia de araña caracterizada por la absorción o impregnación de cualquier cosa que se moviera. Ello se ha podido hacer, obviamente, gracias a los recursos económicos que, de haberse generado de manera más convencional y productiva, y no con su aspecto de óbolo, hubieran provocado menos aburguesamiento en la población, que parece encantada consigo misma, en particular en las urbes, pero parece carecer de capacidad de reacción. Por ahora.

La Junta es el gran patrón, el gran cacique que alimenta mayorales a su servicio y al del mantenimiento del status quo. El problema es que en Extremadura su omnipresencia llega a ser asfixiante, y la deslealtad política hacia los ciudadanos más comprometidos socialmente ha sido muy enojosa. Personalmente, yo creo que esta tarea de preponderancia les ha llegado sobrevenida, que no tenían previamente voluntad de acometerla. Pero se han encontrado sin enemigo, viviendo en las nubes y con una extraña sensación de poder, y se han endiosado. Lo contrario sería atribuirles una inteligencia de la que, a las pruebas me remito, carecen. Su personalidad de gobernantes es indistinguible de la de otros en el contexto sociopolítico estatal, y los resultados hablan de furgón de cola sin solución de continuidad, pese a que nos pese. Las políticas educativas son, en este sentido, un lastre, al tiempo que un apoyo ilegítimo para su eternización en el poder.

Por lo demás, los palos de ciego han ido empeorando el contexto: hemos pasado de refugio de sensibilidad y naturaleza a protagonizar la vuelta a la prehistoria industrial; de la sociedad de la imaginación a la sociedad de la propaganda; de ser el granero de España, sin más, a ser el granero energético, sin más. Del compromiso con sus ciudadanos al compromiso con el Estado, para cubrir una parcela estética vacía, en oposición a los nacionalismos. El dinero de Europa nos mantiene calientes y acomodados, pero la factura pagada es brutal: ha contribuido a destruir literalmente nuestra cultura.

Lo más sorprendente ha sido y es, en mi opinión, la facilidad con que se ha conseguido el beneplácito de la intelectualidad, que se ha conformado con poder quedarse en su tierra a verlas venir, lo cual, no siendo poco, es llamativo. Parece que cualquiera con una buena biblioteca, la cabeza bien amueblada, un buen sueldo, algunos sobresueldos y una familia que mantener, resulta domesticable hasta extremos simplones. Hasta la temible figura de Aznar, por ejemplo, o el recuerdo de los crímenes y la represión del franquismo resultan hoy un argumento para justificar cualquier desmán, incluido el evidente parecido en los comportamientos de nuestra clase política autóctona con la de épocas pasadas, y la connivencia en la toma de decisiones en el marco de la economía especulativa y sus consecuencias. Eso, apelar a los fantasmas, era algo natural para generaciones como la de nuestros padres, donde nada era hipotético, pero hoy... Pero el daño está ya hecho.

Por lo demás, la vis caudillista de la larga época de Ibarra ha hecho un daño tremendo: su figura ha suplido el papel del padre padrone, dando a entender a los ciudadanos que no pueden valerse por sí mismos, adjudicándose la portavocía de toda una comunidad, un papel hegemónico, indiscutible e infalible en la toma de decisiones. Su afán de protagonismo, unido a la longitud de su corte de aduladores, ha eclipsado lo que su figura representa: la de un político nefasto que no ha conseguido, porque ni siquiera se lo ha propuesto, frenar la sangría, en personal y recursos, que sufre esta tierra. Ni la precariedad de la inmensa mayoría. Lo que ha hecho con el dinero es barnizar la injusticia para que no se vean los desconchones desde cerca. Alimentar egos. Las castañas se las ha tenido que sacar del fuego la gente empeñada en trabajar a pesar de él. Ello, por supuesto, no le separa ni un ápice de buena parte de los políticos españoles de la transición hasta la fecha.

*EP ¿Cómo es la política de la Junta de Extremadura con respecto al sector audiovisual y a las subvenciones? ¿Habéis recibido alguna? ¿Respetan la libertad de expresión de los productores?

La política de los departamentos de la Junta al cargo ha sido la de buscar referentes en otras comunidades y repartir un dinero prácticamente testimonial, en comparación, por supuesto, con lo destinado a otras cuestiones, entre los que se postulan a ello, incluidos nosotros, porque es nuestro derecho y nuestra obligación como empresa. Personalmente, yo sería partidario de la supresión de estas instituciones dedicadas a la financiación de la “cultura”, que son otro medio de captación y compra de voluntades.

Pero los incentivos y ayudas a la creación son forzosas, mientras se vinculen a la actividad económica. ¡El campo, el teatro y el cine parecen los únicos sectores que se subvencionan, cuando hasta la banca y la industria energética se benefician del dinero público, no digamos ya las corporaciones! El problema llega con los criterios y con los bribones, como en todos los ámbitos. Hay gente que se dedica a engrasar la maquinaria de conseguir cómo única acción profesional. Cuando encuentra interlocutores dispuestos, pues se consiguen cosas. El problema es que esta especie abunda, tanto unos como otros.

A Libre Producciones se le han concedido en total, desde 2001 y para 8 anualidades y otras tantas producciones, una cifra que ronda los veintitrés millones de las antiguas pesetas, lo que viene a representar una media de más de dos millones y medio por producción. Por poner un ejemplo, sólo un número de la revista Imagen de Extremadura representa más dinero, o una sola edición del Festival de Cine de Cáceres, o del de Cine Posible, o de cualquier entrega de premios que se organice hoy en día con apoyo institucional. No digamos ya un festival musical...La subvención directa a “Jarrapellejos” ¡hace más de veinte años! fue de 30 millones, y “Escenario Móvil” ingresó veinte sin pasar por ventanilla alguna. Las ayudas a Tragaluz tan solo para “...Yasmina” cuadruplican esa cifra. Pero comparando no pretendo justificar nada. Nosotros sabemos que hemos aportado mucho más –en cuanto a imagen, proyección, empleo, colaboraciones, repercusión...- de lo que, a lo largo de más de veinte años, hemos recibido para nuestros proyectos. Es más, los agravios comparativos llenarían un tomo. Pero no cejaremos en el empeño. La creencia de que el dinero público “es” de quien lo reparte es un equívoco a combatir. Lo mismo se puede aplicar a los concursos públicos. No cejamos en conseguir su transparencia e igualdad de oportunidades, con mayor o menor éxito.

*EP ¿Qué piensa de la película Escenario Móvil?

Para nosotros, una más de las decenas de provocaciones surgida de una administración que puede gastarse millones en “la idea de un tipo amigo de otro tipo que mientras se hacen un canutito en un garito convencen a un consejerito de que esto es muy bonito”. Cuando no es así, es durante una montería. La vida sigue igual. La película resultante, ni la he visto ni la veré por motivos de salud. No pretendo intoxicarme. Y su autor, el típico de la gran familia del cine con doble o triple moral, no me merece ya el menor respeto. En cualquier caso, tengo entendido que es un sentimiento recíproco. Con la salvedad de que nosotros jamás entraríamos a juzgar el trabajo ajeno desde una poltrona y tachando nombres, como ha sido la actitud de este señor hacia con nosotros. Desde luego, nadie nos invitaría a hacerlo, por fortuna.

*EP ¿Hay censura en los medios de comunicación extremeños?

Por supuesto. Básicamente existe en todos, públicos y privados, extremeños o no. Directa, indirecta y autoinducida. Lo de aquí no es ya censura, es chantaje hacia los profesionales, que se dan por aludidos y algunos hasta disfrutan de la charca enlodada, como los gorrinos. Los que viven bien por eso mismo, y los precarios, por lo otro. El patio, en cualquier caso, está difícil. Es lo que han conocido los que están ahí siempre, inmutables, y aquello para lo que han sido formados los últimos en incorporarse. Personalmente, creo que se trata de un mero asunto de dignidad personal. Pero liberarse es sencillo. Lo difícil es pagar las hipotecas.

*EP ¿Cuál ha sido vuestro último trabajo? Proyectos futuros.

Lo último ha sido el documental “Juan Fernández de Labrador, la mosca en la Uva”, que presentaremos en marzo. Es una linda elucubración sobre la figura de este enigmático pintor del XVII. Para el futuro inminente vamos a terminar “Despacio”, un documental muy esteticista sobre Trujillo, y queremos rodar una ficción, “El sabio mudo”, el verano. Si hay suerte, tenemos en proyecto rodar el largometraje “Portugal” en cuanto tengamos oportunidad. No está fácil la cosa.  

Nuestro proyecto más ambicioso, por ahora, se llama provisionalmente “Sombra y luz” y quiere ser un largo retrato de este último medio siglo en Extremadura, un paraíso repleto de bienes y de buena gente, y de otras muchas cosas y personas no tan benéficas. Nuestra pretensión es recopilar todo tiempo de aportaciones personales, en un sentido u otro, a través de una web e incorporarlas a la documentación del documental, que ya de por sí es ahora muy importante. Nuestra intención es que, aunque sea de cara al medio o largo plazo, quede una huella audiovisual de este tiempo que no esté mediatizada por el sello del poder.

*EP ¿Qué ha significado la serie documental “El Lince con Botas” para Libre Producciones?

“El lince...” es de lo mejor que nos ha pasado. Nuestra referencia, por supuesto. La primera vez, en el 2001, trabajamos con absoluta independencia. La segunda fue una mala experiencia, no durante el trabajo de producción, sino con la gente del CEXMA, que, por no saber, no sabía ni leer un contrato. Su mezquindad nos ha llegado a asustar, nos ha llevado más allá del asombro. Allá ellos. Nosotros nos quedamos con una experiencia vital conmovedora, con la generosidad y la enorme valía de las personas que se prestaron a cooperar participando en los capítulos, con la respuesta del público, que aún  nos siguen pidiendo copias, y nos recuerda, y con el propio recuerdo de un grupo de personas apiñadas y felices en torno a un proyecto en común. Suena cursi, pero la verdad es que parecía que estábamos en el país de las hadas haciendo aquello, joder. ¡Fueron casi trescientos episodios en dos años! La lástima es que ahora estamos dispersos, la mayoría fuera de Extremadura, pero bueno, todo se andará para reencontrarse. “El lince con botas” lo que nos ayudó es a conocer esta tierra surco a surco. Y a distinguir. No podíamos defraudar a quienes nos ayudaron y de quienes aprendimos. Por eso ahora estamos sin “lince”. Continuar a costa de lamerle el culo a cuatro mediocres era un precio demasiado alto para hacernos olvidar a tanta gente que vive humilde y discretamente, pero en pie. Y son muy buenos en lo que hacen. A ellos me refería cuando hablaba de que había gente empeñada en labrar a pesar de todo.

*EP ¿Creéis que la refinería y lo que la Junta llama “La 2ª Transformación de Extremadura” será eficaz para el empleo y el futuro de Extremadura? ¿Está habiendo transparencia y debate con respecto a este asunto en Extremadura y el resto de España? ¿Qué es la PCRN?

La opinión, no ya mía, sino de los que hacemos Libre Producciones está en “Mientras el aire es nuestro”, el documental que produjimos al respecto. La “transformación” de Extremadura está, lamentablemente, en marcha, y llegará un día que alguno se arrepienta, probablemente ya quemándose en el infierno con todo su papel moneda calentándole el culo. Ahora bien, el proyecto de polo petroquímico es tal despropósito que nunca verá la luz. Es un imposible a estas alturas. Estoy convencido de ello, tanto como que la aparición de la PCRN es el hecho histórico por excelencia de la Extremadura contemporánea. Pertenecer a ella, aunque sea a título sentimental, y conocer personalmente a aquella gente compensa cualquier sinsabor.

Acerca de la transparencia y el debate, no quiero redundar. Sólo recordar que nosotros no aparecemos en las pantallas de televisión públicas extremeñas bajo acusaciones de propagandismo, pontificado y carencias éticas. Así las cosas, estoy y estamos todos en condiciones de asegurar que ninguna televisión debería salir al aire, en aplicación de estas mismas tachas. El fundamento de unas y otras acusaciones sería, además, más que discutible.

*EP ¿Es posible para los medios de comunicación trabajar dignamente en Extremadura? ¿Conocéis Extremadura Progresista, qué os parece?

Si te refieres a los medios convencionales, bien conocidos por todos, públicos y privados, la respuesta es no, no es posible a estas alturas. Una cosa es levantarse un sueldo, y otra bien distinta hacer un trabajo intachable en nuestras circunstancias. Quien diga lo contrario, se engaña a sí mismo. En cuanto a los alternativos, es singularmente más sencillo, aunque nunca es fácil. El coste personal, profesional  y económico es muy alto.

Conocemos esta nueva publicación digital y creemos que viene a cubrir honradamente un hueco, y a enlazar con otras semejantes a nivel estatal. En la Red, hasta que se legisle, las puertas están abiertas, y hay salud.

*EP ¿Creéis que la Junta de Extremadura está sabiendo afrontar la crisis?

Es curioso que la administración extremeña sea tan enorme al tiempo que basada en el culto a la personalidad. Eso, la burocratización ensimismada, el clientelismo, el entreguismo al poder externo y la propaganda, con su versión “boutade” en la boca del presidente titular, o el suplente, parecen sus signos de identidad, además del esfuerzo, que de todo hay, de mucha gente que la dignifica por su empeño personal. Así y todo, las recetas que puedan aplicar, en su nivel de poder, están ya más que empleadas. No hay excesivo margen, lo que ni siquiera desorienta a los ciudadanos, por lo demás conscientes de la situación. No digamos ya a los agentes sociales, cómplices de la situación, en particular sindicatos de clase y empresarios. En algunos de los departamentos de la propia Junta ni siquiera se han dado por aludidos en cuanto a la contención del gasto, o la necesidad de replantearse un cambio de rumbo, por mínimo que sea. Estamos pues en un impasse intranquilizador. Sólo cabe esperar y cruzar los dedos. La economía extremeña, desmantelado aquello que podía generar autosuficiencia, pende literalmente de un hilo desde hace demasiado tiempo, al que nos redujeron tanta decisión globalizada, y tanta especulación desaforada. El estallido se veía venir... Ahora es difícil rectificar. De hecho, la actitud de la administración de africanizar el territorio como medida desesperada de recaudación, es un salto mortal sin argumentos y sin medir, de nuevo, las consecuencias, pero en este caso sin el manto del maná europeo a la vista, y con unas implicaciones brutales para el medio y la supervivencia misma del entorno rural, cuyo desarrollo sostenible debería ser un  modelo viable de futuro. Lo único sensato sería pisar el freno, aunque sea de forma unilateral, aunque solo sirva para mitigar el golpe a los del asiento trasero, a los que vienen detrás.

Conoce el fenomenal blog de José Camello La Verdad del Pajarito
Web de Libre Producciones

Comentarios
Añadir nuevo
Anónimo   |2009-02-25 00:04:49
¿Qué Miguel? Alucinante la capacidad de fumigación de EP? JAJAJAJAJAJAJAJA.
Adminustrador   |2009-02-25 00:21:28
Si pones tu nombre y tu email real no te lo quito si no, ya sabes, a la puta rue
Administrador   |2009-02-25 00:24:38
Lo que da vergüenza es tu trabajo rastrero. Pon tu nombre y email real y lo
dejo si tanto interés tienes en que la gente lo lea.
EL MISMO TARADO  - DE SIEMPRE   |2009-02-25 02:30:02
El nazi es verdaderamente obsesivo
Alberto Casado   |2009-02-25 09:36:38
Me ha comentado el webmaster que anoche hubo una persona muy interesada,
desde el anonimato, en publicar este post de José Camello, pensando
que va desprestigiar a alguien. Tan sólo os digo que escribir el
artículo ese que hay en una de las respuestas me costó el trabajo en la
radio y el mobbing y acoso que estoy sufriendo por parte de la Junta
de Extremadura Pues nada ahí va. Juzguen ustedes mismos.
http://http://
http://laverdaddelpajarito.blogs...
Alberto Casado   |2009-02-25 09:37:58
Ahí va, para todos mis amigos antirrefineros, que ya lo habrán leído.

http://laverdaddelpajarito.blogspot.com/2006/11...
Anónimo  - re:   |2009-02-25 12:03:08
Alberto Casado escribió:
Me ha comentado el webmaster que anoche hubo una persona muy interesada,
desde el anonimato, en publicar este post de José Camello, pensando
que va desprestigiar a alguien. Tan sólo os digo que escribir el
artículo ese que hay en una de las respuestas me costó el trabajo en la
radio y el mobbing y acoso que estoy sufriendo por parte de la Junta
de Extremadura Pues nada ahí va. Juzguen ustedes mismos.
http://http://
http://laverdaddelpajarito.blog...


Creo que no fue por eso por lo que dejaste de trabajar en la radio.
Habría que escuchar a las dos partes para que cada uno se haga una idea
más objetiva.
Raúl  - Idéntificate mamón   |2009-02-25 12:21:17
Oye anónimo por qué no te identificas para contestar a Casado, careces de
credibilidad desde el anonimato.
laura Muñoz Prieto  - los pros y los contras (1)   |2009-02-25 12:44:59
Ni estoy de acuerdo con los insultos que continuamente aparecen por los
comentarios anónimos o con pseudónimos, ni con los bien llamados de la secta
que aparecen por aquí a echar mierda sin argumentos, por supuesto con el ataque
de Alberto hacia José Camello aunque comprendo que un calentón lo tiene
cualquiera. Tampoco apruebo alguna que otra noticia fascista que por aquí se
cuelga. Me habéis censurado algún comentario hace unos días y eso tampoco lo
haría yo. Yo era la que os comparaba con la Cope.

Por lo demás en su
mayoría comparto la linea editorial de este necesario periódico. Hacía falta
algo así en Extremadura y para que se sumen más personas creo que se deberían
cuidar más los isultos gratuitos desde los comentarios.
Alberto Casado   |2009-02-25 12:45:00
¿Qué más da lo que crea un anónimo? ¿Qué más da lo que diga la Junta o
Canal Extremadura si no tienen credibilidad ninguna y mienten por
sistema?

Adios cobarde
miguel angel  - coincido con laura   |2009-02-25 13:53:52
Pues eso, suscribo el comentario de Laura. Ayer mismo escribí un comentario en
esta misma entrada que fue borrado, y la verdad, no se por qué, pues sólo
sugería que EP debía explicar qué pasaba ya que el asunto es un tanto
extraño; se censuraba un link que enlaza con el blog de la persona a la que se
le ha hecho la entrevista en la propio periódico, es más, la propia noticia
llevaba un link que enlazaba con el blog!. Simplemente eso, debéis comprender
que un lector se pueda sentir deshubicado con esa situación, más aún cuando
eso se produce en este periódico que muchos creíamos y queremos seguir
creyendo diferente, por eso mismo creo que alguien debe una explicación, sólo
eso. Por descontado que no tengo ni pajolera idea de qué sucede.

un saludo y
enhorabuena por el periódico,
EP  - Estimada laura   |2009-02-25 13:59:17
No ofende quien quiere sino quien puede y nos referimos a los comentarios que
condenas, nos parece muy bien que nos semonees y des tus puntos de vista, de eso
se trata de un contraste de pareceres, ahora bien en primer lugar somos un medio
politicamente incorrecto por lo cual aquí la libertad es plena, y no existe
censura ahora bien como no somos masocas cuando se nos descalifica sin causa ni
motivo mediante apreciaciones subjetivas y juicios de valor a veces pagamos con
la misma moneda al descalificador y le borramos del mapa, prerrogativas del
mando que diría aquel, y por supuesto no podemos contentar a todos y a los
sectarios caciquiles ni lo más mínimo pero procuramos ser plurales, libres e
independientes que en esta región es como ser israelita en La Meca.
EP  - miguel angel   |2009-02-25 14:10:39
Pues ya que coincides aplícate el cuento.
Vamos a ver no os quedeís frustrados
por pequeñeces este periódico está abierto a todo tipo de opiniones y en el
escaso tiempo que tenemos de vida hemos publicado múltiples artículos de
personas que nos han remitido por escrito sus pensamientos e inquiettudes, os
animo laura y miguel angel a que hagais lo propio , remitidnos vuestros
planteamientos, identificados obviamente y se os publicarán integramente.
La
velocidad se demuestra corriendo ¿verdad? pués eso.
Alberto Casado   |2009-02-25 14:28:10
Mira olemos la mala baba de los saboteadores a distancia. El link que ponía y
que después he colocado yo no tiene mucho que ver con el artículo, es más una
cuestión personal que ami personalmente me enorgullece. Hubo un tiempo en que
Pepe y yo no nos llevábamos muy bien por esos motivos que ahí se cuentan ya
que no fue cierto que yo dijera lo del tema de la refinería por recibir
órdenes de arriba, así que limpié mi honor con ese articulillo cuando apenas
tenía idea de lo que era un arefinería
Alberto Casado   |2009-02-25 14:31:08
Pues resulta que el cobarde ese anónimo anduvo hasta casi las dos de la mañana
intentando poner el enlace ese para desviar el debate y centrarlo sobre la
trifulca que tuvimos Pepe y yo. Gracias a la cual hoy somos amigos y compartimos
muchas, por no decir todas, las reivindicaciones que esta tierra necesita. Tanto
Pepe como yo somos periodistas perseguidos y acosados por el PSOE y la Junta por
ser periodistas y creativos independientes de verdad y exponer las cosas como
debemos, dada nuestra condición de periodistas. Cosa que no gusta a la gentuza
que lleva casi 30 años detentando el poder en esta región
Anónimo   |2009-02-25 23:22:22
Alberto: el rencor, la paranoia, el victimismo, las malas colaboraciones
(anónimas o no) y las malas formas hay que desterrarlas del libro de estilo
porque hacen perder toda credibilidad periodística.

Un colega que te valora.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI