Fainé, filántropo borbónico

Arturo del Villar

LA revista financiera gringa Forbes ha editado el libro Filantropía y pro-greso. Grandes filántropos del siglo XXI, en el que aparece representando a España el catalán Isidre Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa. Muy amigote del rey decrépito Juan Carlos de Borbón, ejerce su fi-lantropía de manera muy destacada sobre la infausta Cristina de Borbón, a la que empleó en la antes denominada Caixa d’Estalvis i Pensions de Bar-celona, abreviadamente La Caixa, el 8 de octubre de 1993, cuando la en-tonces duquesa de Palma de Mallorca dirigía la banda Urdangarin—Borbón en Barcelona. Desde entonces, contra viento y Audiencia y procesos judi-ciales le ha ido concediendo ascensos, sin tener en cuenta que una delin-cuente económica no debiera jamás tener un cargo en una entidad bancaria, porque su instinto la lleva inevitablemente al delito.

 

 

Su apellido Borbón le abrió las puertas de La Caixa en su sede central de Barcelona, en donde residía la banda familiar a todo tren de lujo. En octu-bre de 2004 compraron un palacete en la zona residencial de Pedralbes por seis millones de euros, más otros tres invertidos en rehabilitarlo. Contrata-ron un servicio a tono con la categoría del inmueble. Su protector Fainé la elevó el 17 de marzo de 2005 al cargo de directora del Área Social de la Fundación La Caixa, sin haber demostrado ninguna cualificación previa.

Al mismo tiempo progresaban los negocios sucísimos de su cónyuge, el entonces excelentísimo señor Iñaki Urdangarin, al frente de unas socieda-des fraudulentas bautizadas con nombre griegos por consejo de algún grie-go cercano a la familia, porque el jugador de balonmano Urdangarin apenas conoce el castellano: Nóos y Aizóon. Apuntó el escándalo sobre los trapi-cheos de la pareja, por lo que el rey Juan Carlos recomendó a Telefónica, S. A., empresa en la que también ha desempeñado altos cargos de dirección Isidre Fainé, que buscara un puesto sin responsabilidad para su yerno fuera de España. La intención era alejar al matrimonio e hijos de las investiga-ciones judiciales en marcha. Nombrado Urdangarin delegado de Telefónica en Latinoamérica y Estados Unidos, en abril de 2009 la familia se trasladó a Washington El empleo era honorífico, sin ninguna actividad, porque el duque consorte de Palma para lo único que ha demostrado valer un poco es para jugar al balonmano; todo lo demás lo ignora, y así le va.

El 22 de julio de 2010 el juez José Castro, titular del Juzgado número 3 de Palma de Mallorca, de donde eran duques Cristiana e Iñaki, abrió la pie-za 25 separada del caso llamado Palma Arena, de corrupción en las Illes Balears. Las sociedades fraudulentas de la infausta Cristina y su marido es-taban implicadas de una manera brutal. Ya era imposible silenciar el escán-dalo, que implicaba incluso al entonces rey Juan Carlos I por encubridor.
Los días 25 y 26 de febrero de 2012 Urdangarin estuvo declarando en Palma ante el juez Castro acerca de las dos sociedades que inventó, pero se declaró inocente y culpó a su socio de todos los chanchullos. No obstante, el juez Castro imputó a la infausta Cristina el 3 de abril de 2013.

El filántropo Fainé no se inquietó por los manejos que una delincuente podía hacer en una entidad bancaria, porque su devoción al borbonismo su-pera todas las dudas. El 30 de julio de ese mismo 2013 concedió un empleo honorífico a la infausta Cristina en Ginebra: “la misión de gestionar y co-ordinar sus programas con diversas agencias de Naciones Unidas que tie-nen su sede en Ginebra”, con un sueldo de 240.000 euros brutos anuales. Otro amigote de Juan Carlos I, el Aga Khan IV, que también tiene una Fun-dación en Ginebra, la empleó igualmente con un cometido teórico, y un sueldo de 300.000 euros. Así que la delincuente mayor de España se bene-ficia de dos empleos sin nada que hacer en Ginebra, y unos salarios de 540.000 euros brutos anuales, solamente por ser borbona. Con ese sueldo mantiene su alto nivel de vida para ella y sus cuatro hijos.

Su comparecencia el 8 de febrero de 2014 ante la Audiencia Provincial de Palma fue el mayor chiste de año en España, porque declaró ser ignorante total de lo que hacía su cómplice y marido, así como en materia jurídica, económica y tributaria: dijo ser mucho más tonta que la clásica del bote. Puesto que un Borbón no puede ser condenado en España, fue absuelta el 17 de febrero de 2017. Su marido cumple una condenita en una cárcel de mujeres de Brieva (Ávila), con toda clase comodidades.

Estos méritos posee Isidre Fainé para ser designado ejemplo de filántro-pos. No es más que un vulgar cortesano al servicio de la borbonidad, pro-tector de una delincuente que jamás debiera ser empleada en una entidad financiera si no se apellidase Borbón, y si la Justicia del reino fuese inde-pendiente. Pero aquí también la Banca está al servicio del rey. Todos los españoles somos sus vasallos sumisos.

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO

Comentarios
Añadir nuevo
Alf   |2019-07-01 13:30:14
de filántropo nada, interesado y muy interesado
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI