Eterna España sombría

Arturo del Villar

YA han encendido las luces navideñas en las calles de Madrid y de Vigo, y ahora hay quienes analizan cuál de las dos ciudades brilla más en sus noches ya navideñas por decisión de los alcaldes. Todo se debe a un desafío entre los respectivos alcaldes de ambas ciudades, surgido en el mes de setiembre pasado durante el XII Pleno de la Federación Española de Municipios y Provincias: los dos presumieron de gastar mucho más dinero de los contribuyentes en las bombillas navideñas que el otro. El de Madrid, el esclavo José Luis Martínez-Almeida, que lo es de Nuestra Señora la Real de la Almudena y del partido que se dice Popular, encendió el alumbrado el 22 de noviembre, que debe de ser para él una fecha muy navideña.

 

 

El de Vigo, Abel Caballero, que pertenece al partido que se proclama Socialista, aunque nadie cree que lo sea, aplazó el luminoso acontecimiento hasta el día siguiente. Los dos alcaldes han cumplido, pues, su compromiso, y alguien decidirá quién vence en la pugna lumínica. De momento se les pueden aplicar los versos de Cervantes dedicados a unos colegas suyos igual de brutos: “No rebuznaron en balde el uno y el otro alcalde”, porque ya tienen las calles iluminadas con las luces led, como prometieron, aunque es raro que algún gobernante cumpla una promesa.
Y ya se han presentado las primeras conjeturas sobre este desafío iluminador demostrativo de que España sigue siendo la de siempre, sometida a las alcaldadas de quienes rigen nuestros destinos. Aseguran quienes entienden de estos asuntos, que tan luminoso evento va a producir unas mil toneladas de CO2, para acabar de asfixiarnos a los peatones. Los alcaldes viajan siempre en coches oficiales con conductores pagados.  

Escena cotidiana en el Madrid nocturno, aunque bien iluminado.

Y hablando de pagar, el presupuesto destinado por el Ayuntamiento de la Villa y Corte para la iluminación navideña suma 3.078.190,11 euros. No debemos criticarlo, porque gracias a tantas luces los mendigos verán muy bien los restos de comidas que sacan de los contenedores de basura cada noche “para ir tirando”, como suele decirse, aunque en su caso no es acertada la expresión, ya que rebuscan en los cubos “para ir recogiendo” lo que otros más afortunados tiraron. Como de costumbre, las dos españas están enfrentadas, también en torno a las basuras.

El alcalde de Vigo se reserva el coste de la apuesta, aunque asegura que va a redundar en un 25 por ciento sobre las ventas en los comercios. Debe de ser que los gallegos prefieren hacer las compras de noche. Es tan fantoche que anunció al encender las luces que piensa invitar al alcalde de Nueva York para que venga a contemplarlas y se muera de envidia. No es muy caritativo eso de organizar la muerte de una persona, aunque sea alcalde. También afirmó que la iluminación de Vigo atrae a más visitantes que el camino de Santiago, hasta ahora el mayor negocio turístico gallego.

Total, que los pobres seguirán entreteniendo el hambre con las basuras, y los alcaldes presumiendo de derrochar el dinero de los vecinos. Aquí tiene que ocurrir algo para que cambie esa mentalidad, y solamente exista una España sensata y con honra.

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO


Comentarios
Añadir nuevo
Plácido   |2019-11-27 12:44:13
siente un pobre a su mesa, bien iluminada
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI