AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 14 NOVIEMBRE 2021 (LXXII)

Félix Barroso Gutiérrez

Por la década de los 90 del pasado siglo, dos excelentes amigos, Gonzalo Martín Encinas, a quien la maldita guadaña de “La Enlutada” nos lo arrebató a escasos días de cumplir los 52 estíos, y Pedro Martín Álvarez, de la alquería de La Aceitunilla, en la comarca de Las Hurdes, rescataron una tradición ya perdida: la fabricación de aguardiente de madroño.  Tuvieron un éxito resonante y algunos restaurantes de la zona, que empezaban en aquel entonces a vislumbrar la importancia del turismo, le compraron parte de las “alambicáh” (porción de licor destilado que se obtiene por cada carga de madroño macerado que llena la pota de la alquitara o alambique).

Muchas veces probé de aquel aguardiente, acompañado por algún “matajambri”, alguna “hijuela”, algún “jartabellacu”, alguna “bolla”, algún “briñuelu” u otros dulces propios de la repostería jurdana.  Las trabas o denuncias de la fiscalizadora Administración persiguió tal destilación artesanal y casera, al igual que hizo con el vino de “pitarra” (en el territorio jurdano, es “La Polienta”) que se expendía en los bares.  Siempre metiéndole el dedo en el ojo a la gente humilde y pisoteando muchas de sus costumbres seculares.

Estamos en noviembre y las grandes manchas de madroñeras se enseñorean de las sierras comunales de Las Hurdes.  Algunas de ellas muestran un esbelto porte, arbóreo, habiendo sido declarado algún ejemplar como “Árbol de Interés Singular” por la Junta de Extremadura.  Nos referimos concretamente a la madroñera de “Guijarru Brancu”, en el paraje de “La Zambrana”, con sus 10 metros de altura y un perímetro troncal de casi cinco metros.  Biólogos de la Universidad de París, que la visitaron en su día, declararon que era la madroñera más grande de Europa y, posiblemente, del mundo.  El rojo de los madroños, a estas alturas de noviembre, contrastando con el verde intenso de sus hojas, conforma un paisaje espectacular.

Muchas veces oí decir a los pastores jurdanos que, si las cabras comían muchos madroños, “s,embalagaban y diban cumu valsandu la pirindonga” (se emborrachaban y parecía que bailaban “la pirindonga”, un baile tradicional de la comarca, que ya se ha perdido).  También contaban que no hay mejor cosa para calmar la sed que masticar una hoja de madroñera.  Antiguamente, referían que las mujeres se lavaban la cabeza con el jugo de los madroños y así mantenían una cabellera suave y lustrosa.  Relatan, así mismo, una vieja leyenda, en la que “la madroña” desafía al fuego por ver quién puede más.  Después de varias peripecias, vence el arbusto, que renace con gran fuerza tras ser acosado por las llamas.  “La raza y la calentanza de la jugará non le cuerta l,ansia a la madroña” (el brío y el sofoco de la hoguera no le corta las ganas de vivir a la madroñera), me decía Basilio Blanco, al que todos conocían por “Brancu” en la alquería de El Cerezal y que estuvo guardando cabras toda su vida.  Los pastores fabricaban castañuelas y “palótih” para tocar el tamboril, así como otros enseres domésticos o agropecuarios.  Puesto que la madera tiende a rajarse, había que meterla durante el menguante lunar, antes de trabajarla, en una “ehterquera” o “montón de viciu” (masa grande de estiércol).  Las raíces las cocían y el agua se tomaba siete días en ayunas, a fin de combatir la infección de orina.  También se le daba de beber a los ganados cuando estaban “empancináuh” (mala digestión) o se les paraba la rumia.

Pero mientras en la vecina Portugal se permite a los campesinos vender el aguardiente de madroños y, en muchos restaurantes, sirven una copichuela de regalo después de las comidas, a fin de hacer bien la digestión, en Las Hurdes, debido a las trabas, cesó totalmente su destilación.  Ya solo aprovechan sus hojas las cuatro cabras que quedan, pues, a raíz de la abusiva repoblación con especies alóctonas (pinus pinaster y eucalipto) en los años 40 y 50 del pasado siglo, la cabaña caprina recibió la puntilla y se redujo drásticamente.  Una repoblación ilegal, realizada por el Estado dictatorial en unas cordilleras que no eran suyas, sino propiedad comunal.  Y sabido es que los terrenos comunales, de la comunidad de los vecinos, son inalienables, indivisibles, inembargables e imprescriptibles.
………………………………………………………………………………………………
Vamos con un rápido repaso a la situación de la pandemia en la región extremeña.  A día de ayer, 16 de noviembre de 2021, los casos afectados por Covid subieron a 69 positivos y aparecieron seis brotes nuevos.  La incidencia regional también ascendió a 50 casos por 100.000 habitantes.  Hemos dejado atrás el índice bajo y ya estamos en el índice medio de contagios.  La población pacense de Aceuchal, entre las localidades mayores de 5000 habitantes, es la que registra el índice más alto: 789 casos a los 14 días.  De los seis brotes, tres corresponden a la provincia de Badajoz: Alburquerque, Villar del Rey y Badajoz capital.  Los otros tres afectan a las poblaciones cacereñas de Palomero, Navas del Madroño y Cáceres capital.  En los hospitales extremeños, hay ingresados 21 pacientes y cinco de ellos están en la UCI.  Si la incidencia sigue aumentando y pasamos a riesgo alto, volverán las restricciones y la pescadilla volverá a morderse la cola y, en cuanto nos descuidemos y volvamos a abrir los ojos, observaremos que el monstruo sigue ahí.
……………………………………………………………………………………………………
Tercer peldaño: radiografía de la actualidad sociopolítica.  No apto para los que se visten de rojigualda y siguen entonando “Montañas nevadas”, ni para todo el espectro de tiburones que engordan con usura y avaricia a costa del sudor del prójimo.  Ni tampoco para los que anteponen las tácticas y las estrategias a la honestidad que debe nimbar a todo político.   Decía el jurista y filósofo francés Charles Louis de Secondat, “Montesquieu” que: “No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia”.  Y a la sombra de ciertas leyes y ciertas justicias, los políticos que conforman el Gobierno de la nación (PSOE-PODEMOS), excepto honrosas excepciones que no han traicionado sus firmes convicciones éticas y han mantenido una honradez a prueba de bombas, se han enfangado en la tiranía al permitir que el PP, cuya mierda y corrupción les llega ya hasta las cejas, les cuele un gol por plena escuadra.

La Real Academia Española define a la tiranía como “abuso o imposición en grado extraordinario de cualquier poder, fuerza o superioridad”.  El Gobierno de España, la inmensa mayoría de sus diputados ha sumado fuerzas con la Derecha, cuyos perversos fines en este caso se han puesto de manifiesto, y han dado luz verde para que el juez Enrique Arnaldo Alcubilla, con cierto olor a ciénaga y claramente vinculado a oscuras tramas ultraconservadoras, pase a formar parte del Tribunal Constitucional.  Auténtica infamia.  Execrable el PP por tener la desvergüenza e impudicia de presentar a un sujeto con las manos y la mente escasamente limpias para formar parte de tan señero tribunal. E ignominioso el Gobierno de España por apoyar esa perversa cacicada que abusa y lanza, en su actitud de tiránica superioridad, todo un obús a la línea de flotación de nuestra democracia.

E inmorales todos esos diputados que advirtieron que ellos votarían con la pinza en la nariz, dando a entender que nuestro sistema democrático es un muladar y no cabe ninguna posibilidad de reciclarse.  ¿Acaso no hay en este país magistrados ilustres, dignos, de probada reputación, ecuánimes e íntegros para vertebrar nuestro Tribunal Constitucional?  Los españoles no nos merecemos que ese hedor que inunda nuestro parlamento se meta en nuestras casas y nos produzca arcadas.  Pero aplausos y vítores para aquellos diputados que rompieron la feudal disciplina de partido y fueron fieles con su conciencia.  Estos sí que merecen un fraternal abrazo y nuestros más estrechos apoyos.

Dicen muchos de los que han dado el visto bueno a la figura gris de Enrique Arnaldo que el voto en positivo fue “por el bien de España”.  Se necesita ser cínico para vomitar semejante exabrupto.  Ya lo decía el filósofo griego Platón: “La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo”.  Ciertamente, cuando no se toman posturas firmes contra la corrupción, tácitamente se la está apoyando.  Nosotros no aguantamos más esa fetidez y no queremos que cuenten con nuestras papeletas a la hora de depositarlas en las urnas.  Si otros no se dan por aludidos, allá sus conciencias.  El poeta, dramaturgo y novelista francés Víctor Hugo lo dijo muy claro: “Entre un Gobierno que lo hace mal y un pueblo que lo consiente, hay cierta complicidad vergonzosa”.

¡Ay de la derecha corrupta que salpica a la gente de izquierdas y esta da por buenas las salpicaduras!  Esa derecha que, por boca del líder del PP, Pablo Casado Blanco, ha calificado de “aquelarre radical” el encuentro “Otras políticas”, celebrado recientemente en Valencia y convocado por varias dirigentes de la izquierda, es diestra en manejar el ventilador.  Su lenguaje burdo y soez no para.  Parecen estar cortados todos por el mismo patrón.  Ahí tenéis a Isabel Díaz Ayuso, subida en un pedestal por el pueblo madrileño, despotricando contra el citado encuentro en la ciudad valenciana, acusando a las convocantes de querer imponer a las mujeres “vivir secuestradas bajo un burka y la libertad del comunismo”.  Las incoherencias, las ideologías ultramontanas y la falta de alternativas generan monstruos.  El discurso de Ayuso, como no podía ser de otra manera, en la sede del grupo de comunicación “Vocento”.  ¿A qué extrañar, por lo tanto, que los periódicos de este grupo cada día estén al borde del precipicio que los abisma hacia la ultraderecha?
……………………………………………………………………………………..
Hora va siendo de que nos vayamos en compañía de nuestros poetas, para cambiar de chip y refrescar nuestras cabezas.  Ismael Carmona García nos deja en el buzón su poema “Aurora”, unos versos que pertenecen a su poemario “Pan i Verea” y que, en “estremeñu”, nos describen, con metáforas jamás alambicadas, un amanecer en que “ca nuvi es un poema”.  Aquí lo tenéis.

AURORA                                                                                                             «Ca nuvi es un poema                                               
nefelismu dun artificiu umanu.»
La otra mañana hui al cielu
dela esquina a por quilu i meyu nuvis.

Era templanu.
Entovía estava afechau.
5 Mentris, asperé en un bancu la praça,
sintiendu los arañonis nel suelu
que s’esfarrapava sigún
lo sulcava el luminosu ramaju
d’aquel barrenderu las oras muertas.

El segundo de la lista, nuestro “Poeta de la Niebla”, sigue fiel a sus poemas últimos y nos deja el folio humedecido por la bruma, donde se plasman unos fragmentos de su poema “Madroño”, en consonancia con la primera parte de esta crónica.  De su poemario “Paisajes de Otoño”.
MADROÑOS
… Hasta aquí me llega,
caldeando mis ateridos miembros
el fuego de los seranos de antaño,
avivado, en su locuacidad
y en el colorido de su folklore,
por el denso y áspero aguardiente
que lijaba nuestros endebles estómagos.
¡Ay dulzón aguardiente de madroños!
¡Cuántos amigos adobé a tu vera!
¡Cómo arreglé, en tu compañía, el mundo!
¡Qué buen colega en las noches de farra!
¡Qué duende bullendo en mi cabeza
y trocando mis pies en nervio puro!
Y viénenme con los fuegos de otrora
mis braquicéfalos aguardenteros
(pómulo de sonrojado madroño
y avispado ojo, de chalán ladino):
Alonso Martín, de El Cerezal
(cardenal en la curia de alquitaras);
Paulino “El Concha”, con más aleluyas
que bufón en castillo del Medievo.
O aquel Eugenio “El Jerga”, de melosa
labia y alambicado gesto.  Y otros, quédanse
en el baúl de los recuerdos, que antiguo
racimo de ebrios madroños formaban
en el migajón pétreo de su tierra.

Impulsos me tientan, en esta gélida
mañana, de perderme entre el follaje
(¡qué escándalo de densos verduscos!)
y, cual jetudo e híspido jabalí,
hozar entre el mantillo de carámbano,
devorando con ansia los madroños
de este otoño, cabal y fidelísimo,
que embriagado y sonámbulo me tiene
con su cromática decrepitud.


Comentarios
Añadir nuevo
Dora   |2021-11-18 17:34:29
Cuando íbamos al monte en el mes de noviembre con el ganado, siempre nos
decían nuestros padres que comiéramos muchos madroños, pues nos podíamos
emborrachar y nos entraba cagalera. Una vez yo, que por ahí si tendría 13 o 14
años comí más madroños de la cuenta y estaba como atontada y no atendía al
ganado, se me escapron varias cabras y regresé sin ellas al pueblo. Cuando se
enteró mi padre, me echó una bulla bien buena y me tuve que ir con él, ya de
noche y con los dos perros en busca de las cabras, pero no las encontramos.
Gracias que al día siguiente unos vecinos nos hablaron que estaban metidas en
un huerto, que estaba sembrado Mi padre tuvo que pagar los daños que hicieron
las cabras en el huerto, así que me quedó "buen recuerdo" de haberme
emborrachado con los madroños.
Tinajo   |2021-11-18 21:00:23
Al PSOE ya les resbala por las espaldas las cacicadas y enjuagues que pacta con
las derechas. Están acostumbrados a ello. Pero dentro del PSOE hay también
gente dignísima, que de muestrar estar a la altura ética que se les pide a los
políticos, como es el caso del vasco ODÓN ELORZA, el cual ha dicho ¡¡¡NO!!!
a la figura de Enrique Arnaldo, el diputado tóxico que presentaba el PP para el
Tribunal Constitucional. Ahora, si el PSOE le sanciona por romper la disciplina
de voto, no tiene perdón de dios, porque eso de la disciplina de voto suena
más a secta que a un Estado Democrático y de Derecho.
JURDANA   |2021-11-18 21:07:28
¡Qué güenu esu, don Ismael, de que jué al cielu de la esquina a pol mediu
kilu de nubis! ¡Qué bien pinta el amanecel, de una manera tirandu a
surrealista peru que no es surrealista, que es cumu otra cosa, llamemusla
"ismaelista" o "carmonista"!, pero los entendíus en esas cosas
de los movimientus literarius deberán sel los que le ponga nombri, que una
servidora es mu lega en esus temas. ¿Qué decimus del otro "Pueta de la
niebra"? De tanta aguardienti de madroñu que se ha jincau, dici que le
gustaría sel cumu un jabalín y jozal entre la helá, pa devoral con ansia los
madroñus caíus en el suelu, pero bien tiraus los versus, que tó hay que
dicirlu.
Argantonio   |2021-11-18 21:11:58
Jamás pensé que el Gobierno de España iba a caer en el fango y se iba a
manchar apoyando al candidato embarrado que presentaba el PP para el Tribuna
Constitucional, exceptuando honrosos casos, que ha antepuesto su dignidad como
personas que la disciplina de partido. ¿Qué es lo que pesa más en la
trayectoria vital de una persona: el obrar según dicta su recta conciencia o el
traicionar esta conciencia y embarcarse en la nao hedionda de su partido?
Algunos tendrá que reflexionar seriamente, pues en democratida no vale todo.
La dignidad personal está por encima de los partidos.
Batuequillo   |2021-11-18 21:16:39
Mi abuelo Leoncio hacía aguardiente de madroño. Llenaba una tinaja de las
pequeñas y tenía para gasto del año, pues el aguardiente de madroño
también, al igual que la de uva, servía para muchas cosas: para los dulces
caseros, para desinfectar las heridas y calmar los dolores de las muelas, para
las cataplasma o "bilmas" que hacían los curanderos para soldar los
huesos rotos, etc. Mi abuelo y mi padre tenían la costumbre, nada más
levantarse, tomar unos buenos lingotazos de aguardiente de madroño con alguna
perrunilla o algún "briñuelo". Decían que así se entonaba el cuerpo
y se entraba en calor, sobre todo las mañanas del crudo invierno.
Carnitoro   |2021-11-18 21:21:45
Pablo Casado masculla que el encuentro en Valencia de varias mujeres dirigentes
de organizaciones de izquierda ha sido un "akelarre radical". Para
akelarre (en sentido de chanchullo y pasteleo caciquil) el que él se trajo con
Enrique Arnaldo, el juez que ha presentado el PP para integrar el Tribunal
Constitucional, Ya se ha publicado en cientos de sientios cómo casado aprobó
un montón de asignaturas pendientes de la carrera de Derecho en cuatro meses,
como aquel que dice, gracias a las buenas artes del tal Arnaldo, Este
"akelarre" ha quedado totalmente impune, y ahora el Casado ha conseguido
que lo apoye hasta el Gobierno de España. ¡Menuda mafia!
Caballo Loco   |2021-11-18 21:26:04
Está visto que la Justicia en todos los sentidos, hasta a nivel académico
brilla por su ausencia, porque es bochornoso que un individuo que aprobó toda
una carrera universitaria por los enjuagues de algunos de sus corruptos
profesores, como el tal Enrique Arnaldo, estén al frente de partidos que
presumen de democráticos, como el PP; ahora el PP en la figura de Pablo Casado
le paga los favores de haber aprobado al Arnaldo. Luego, algunos dirán que
esto es una democracia plena. Hijos de familias humildes se parten los codos en
la Universidad para sacar una carrera; en cambio, a los hijos de buena cuna se
las regalan. Lo mismo que en la dictadura franquista.
Nuria   |2021-11-18 21:38:55
Dice el Pablito Casado que el encuentro de Valencia bajo el epígrafe de
"Otras políuticas" es un "aquelarre RACICAL". Pongo con
mayúsculas a propio intento la palabra RADICAL. ¿Sabrá Pablito, el de las
asignaturas aprobadas sin tener ni idea, lo que significa RADICAL? Durante la
II República Española, había un partido que tuvo cierto éxito que se llamaba
el Partido Republicano RADICAL, que degeneró en un partido de derechas y
corrupto. Las derechs criminalizal el término RADICAL, cuando su significado
lo que indica es "ir a la RAÍZ de los problemas para intentar resolverlos
con eficacia y voluntad de progreso".
OJOS AÑILES   |2021-11-18 21:44:23
Vergüenza les tenían que dar a los diputados de la izquierda que han votado a
favor de un impresentable como es el candidato del PP, metido en un montón de
chanchullos y de lodazales. Si se les ocurre sancionar a los diputados
díscolos, que han sabido defender su honestidad negándose a perpetrar un
atentado contra la democracia, perderán votos a chorros, pues el pueblo no
suele aguantar a los que son meros títeres de sus partidos. El PP sancionará
a Cayetana Álvarez de Toledo, por votar también de acuerdo con su conciencia,
pero un partido atosidado por la corrupción solo sabe moverse entre los
estercoleros y no aguanta que alguno de los suyos les lleve la voz contraria,
que es decir la voz que no se vende y defiende su integridad personal.
TRONILO   |2021-11-19 01:39:28
Venga, a aplaudir y felicitar a esos diputados que se han negado a ser borregos
y aceptar la disciplina del voto, que anula la voluntad y convierte a los
políticos en muñecos teledirigidos. ¡Qué vergüenza para nuestra
democracia! Se dice muy pronto que una gran mayoría de diputados voten a un
personaje gris, lastrado por muchas acusaciones, para que presida un tribunal
que es el guardián de nuestra Constitución. No tienen vergüenza ni nunca la
tuvierona. Han convertido la política en un zoco de ladinos y cínicos
mercaderes.
Flor del Alba   |2021-11-19 01:44:18
Por las Villuercas decimos: "madroños, solo media docena, que llegando a la
docena te pones moñoño", o sea, borracho. Y es bien cierto, que cuanto
están bien maduros, antes, según cuentan los mayores, como andaba escasa la
moneda y no había para ponerse a tono en las tabernas, algunos mozos, que eran
algo cortos, vergonzoso, en tiempos de los madroños se iban a la sierra y se
ponían hasta el culo de madroños maduros; luego bajaban al pueblo bien
"achispaos" y ya cogían valor para decirle por la noche en el baile los
días de fiesta algo a las mozas, para decirles que querían salir con ellas y
hacerse novios.
Adelaida   |2021-11-19 12:06:27
Me gusta el remate de esta columna con la aparición de dos poetas: uno en
lengua extremeña y otro en castellano. Muy buenos poetas. En ocasiones, es lo
mejor de la columna, pues la calidad poética es de excelencia. Bien que me
gustaría leer enteros los poemas que el "Poeta de la Niebla" publica
fragmentados. Por ello, si lee este comentario, me gustaría que me contestara.
Gracias por anticipado. Me dirijo igualmente al poeta Ismael Carmona, pues
también me gustaría leer sus obras, aunque reconozco que todavía no tengo
listo el oído para captar toda la dimensión profunda de la lengua extremeña.
Osiris   |2021-11-19 12:11:20
¿Por qué no pedirá el pueblo español la dimisión completa de todos los
diputados que se han aliado con la corrupción, la depravación, el desatino y
la carnuza de los vertederos cuando no han tenido reparos ni remordimientos de
conciencia para votar para nuestro alto Tribunal Constitucional a Enrique
Arnaldo, un sujeto que ha hecho de la Constitución papel mojado? ¿Se puede
permitir el pueblo español tener unos representantes de esa catadura moral...?
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI